Historia

EEMPA N° 1316: ASÍ COMENZAMOS A CAMINAR...

Quienes fueron los fundadores
Más adelante en el desarrollo de este PEI se hace referencia al proyecto fundacional y otras temáticas vinculadas con los comienzos de la Escuela.
Lejos en el tiempo, por allá en el año 1996, un grupo de internos comenzaron a recolectar firmas y conectarse con diferentes autoridades viendo la necesidad de proseguir sus estudios, basados en el derecho a la educación y las ganas reales de superarse; aparecen los nombres de Diego G., Eduardo B, Raúl A., Cristobal S, Mario B. y tantos otros que han apoyado esa iniciativa. Estos fueron los primeros pasos dados…
Ante esa inquietud, se sumaron los profesores que eran parte del 8º y 9º Años de la Escuela Primaria Para Adultos Nº 2001 “Juana Manso de Noronha”, elaborando un proyecto a solicitud del Director Provincial de Educación de Adultos: Prof. Costamagna, Beatriz; Prof. Díaz, Cintia; Prof. Filippa, Víctor; Prof. Giménez, Mirta; Prof. Scarafía, Juan Carlos y Prof. Zaninetti, Alejandro.
Y el andar se tornó muy duro, fueron tiempos de “golpear puertas”, de ir a diferentes oficinas y entrevistarnos con diferentes funcionarios…
Hubo un gran apoyo de parte de docentes de la Escuela Primaria Para Adultos Nº 2001, como fueron el Director de aquel entonces don Carlos Kujnitzky y su sucesor, don Luis Aichino, quien dio un apoyo fundamental, no solo en lo gestionario, sino también en la parte anímica.
El contacto establecido con la Profesora María Inés Bortolozzi de Novero, luego la primera supervisora de esta EEMPA, fue un paso fundamental, casi se podría decir que fue decisivo. Su identificación con la modalidad de educación en contextos de privación de la libertad, dieron un empujón muy grande para la creación de la Escuela.
Por aquellos tiempos, la Prof. Cintia Díaz presenta la renuncia a sus horas de Matemática y según escalafón vigente de la Escuela Nº 2001, toma las horas de esa materia el Prof. Nicolás Saccone, quien se suma al plantel de docentes de la Institución.
Pero cuando todos suponían que la escuela se encontraba en funcionamiento, no existía nada oficial que así lo acredite. El última paso, el definitivo se puede decir, fue un encuentro entre María Inés y el docente de la Escuela Nº 2001, Prof. Walter Alvez, quien mediante una charla, pone en conocimiento a la primera que la EEMPA aun no funcionaba.
Allí es donde María Inés toma cartas en el asunto e interviene junto con la Directora Provincia de Educación de Adultos, Prof. Beatriz Mendiara, quienes comienzan con los trámites definitivos; es la Profesora Celia Maglione, Directora Provincial de Coordinación de Niveles y Modalidades, a través de una disposición, que encomienda al Prof. Alejandro Zaninetti las tareas de organización y previas a la creación de la EEMPA.

Necesidades a las que respondía
Los primeros pasos
Basados en el conocimiento de esa realidad interna del penal, surge allá por el año 1998, la preocupación de los docentes de la escuela primaria 2001, por la continuidad en el sistema educativo de aquellos internos que concluían su 7mo año de estudios. Con el advenimiento de la Ley Federal de Educación, la escolaridad obligatoria se extendía hasta el 9no año; por ende, se imponía la urgencia de comenzar a gestionar la prosecución de los estudios para que esta población no quedara excluida de esta nueva ley educativa.
El 15 de setiembre del año 1999, a partir de gestiones realizadas por el entonces Director de la Escuela N° 2001 “Juana Manso de Noronha" que funciona en la Unidad Penitenciaria N° 2 Las Flores, Prof. Carlos Gervassoni, se crean 26 horas cátedras distribuidas en 8° y 9° Año de esta escuela, sumándose así a la oferta educativa ofrecida. Esto se cumple según la disposición Nº 243 del 30 de agosto del año 1999, firmada por el Prof. Humberto Cancela, otrora Director de Educación Para Adultos, Alfabetización y Educación No Formal de la Provincia de Santa Fe, donde se transfieren de la planta funcional de la Escuela Nº 9400 – Área de Educación No Formal – 26 (veintiséis) horas cátedras Función 41 a la Escuela Nº 2001.
Ingresan para el dictado de las mismas algunos docentes nuevos en el sistema educativo de contexto de encierro, remarcándose por primera vez la figura femenina como docentes en esta unidad de detención.
¿Cuál es nuestro fundamento para creer y trabajar en esta propuesta de enseñanza en un ámbito de encierro? Seguramente el siguiente párrafo nos acerca una respuesta… Consideramos que los destinatarios de esta propuesta, los internos, una vez que recuperan su libertad, deben direccionar todas sus energías a sobrevivir y a reinsertarse en la sociedad, deben intentar ingresar en el mundo del trabajo que es cada vez más competitivo y cerrado. Y sin lugar a dudas se les haría muy difícil enfrentar esta situación con su escolaridad trunca.
En este sentido, todos los que trabajamos en este contexto, maestros, profesores y directivos, hemos apuntado siempre a la formación de sujetos políticos, es decir sujetos con capacidad de organización, participación y reflexión crítica, que se encuentren en condiciones de incidir activamente en el cuestionamiento de todas aquellas situaciones que los perjudican y en la capacidad de formulación de propuestas fundamentadas.
La posibilidad de terminar sus estudios en la cárcel, no sólo los prepara mejor para volver a la sociedad, sino que les permite revalorizar su persona y revalorizarse ante su familia y entorno social, saber que es capaz de hacer algo por él mismo.

Más pasos…
Corría el año 2004 cuando la Universidad Nacional del Litoral comienza a funcionar con un aula virtual en la Unidad Penitenciaria N° 2 “Las Flores”; esto provocaba un vacío educativo entre la EGB y la Universidad, no permitiendo una continuidad entre ambos niveles. A finales de dicho año, se lleva a cabo una reunión con el Director Provincial de Educación de Adultos, Alfabetización y Educación No Formal, quien encarga la elaboración de un proyecto a los docentes de 8° y 9° Año, con vistas a la creación de una escuela de enseñanza media para adultos.
El día 27 de junio del año 2005 es recepcionado por la dependencia antes mencionada dicho proyecto junto a una nota en la que se esgrimían las razones para crear una Escuela de Enseñanza Media Para Adultos en la Unidad Penitenciaria N° 2 Las Flores, que se sustentan en:
-El espacio que se genera entre la E.G.B. 3 y la Educación Universitaria a Distancia,
-La numerosidad de la población carcelaria, lo cual significaría una importante matrícula.
-La imposibilidad, por parte de los internos que cumplen condenas o están procesados, de concurrir a realizar sus estudios fuera del ámbito carcelario hasta tanto no cumplan con determinados requisitos.
-Tal como lo expresa la Constitución Nacional, se contemplaría el derecho de todas las personas de acceder a la educación.
-Responder a las necesidades de personas privadas de la libertad en riesgo social, contribuyendo no solo a la ocupación productiva de su tiempo de ocio, sino a la formación de personas con fundamentos para discernir con otras personas.
-Aprovechar que ya se cuenta con 8° y 9° año para reconvertirlo como parte el E.E.M.P.A., atendiendo que la modalidad carcelaria es diferente a la común de adultos.
El siguiente, es el proyecto elaborado y presentado ante el Profesor Humberto Cancela por los docentes mencionados con anterioridad:

DENOMINACIÓN DEL PROYECTO
E.E.M.P.A. dentro de la Unidad Penal N° 2 “Las Flores”
FUNDAMENTACIÓN:
Al sistema educativo y a la escuela en particular la sociedad le asigna una función específica, cual es la distribución de los conocimientos social / válidos, históricamente acumulados y su construcción. El acceso a este patrimonio es un derecho de todos los hombres y mujeres y un deber del Estado en una sociedad democrática, garantizarlo, tal como establece la constitución Nacional en su Art. 14 como derecho a educar y ser educado.
Es parte de la función de la Educación pugnar por políticas que permitan lograr una mayor igualdad y ampliar el campo de oportunidades, principalmente de aquellos sujetos, jóvenes y / o adultos, excluidos del sistema educativo y pertenecientes a distintos sectores sociales.
Es imprescindible que la Educación reafirme su rol dentro del sistema y se vaya constituyendo en punto de encuentro entre los sabores creados y transmitidos por el pueblo y el saber científico y tecnológico. En esta concepción, el conocimiento no debe ser entendido sólo en términos de adquisición acumulativa, sino más bien, en forma permanente, personal y colectiva de elaboración, acerca del hombre, la mujer y la realidad, en vista a su comprensión como primer paso para su transformación.
Desde que en nuestro país se legisló en materia educativa, se contempló la necesidad de atender las necesidades educativas de los adultos privados de su libertad.
La ley 1420, del año 1884, contemplaba la necesidad de crear escuelas primarias en todo el país tanto para niños como para adultos. En su artículo 11 expresamente dice... “que se deben crear escuelas para adultos en los cuarteles, guarniciones, buques de guerra, cárceles, fábricas y otros establecimientos donde se puedan encontrar un número cuanto menos, de cuarenta adultos ineducados.”
Si bien la ley 1420, pierde vigencia a partir de la sanción de la Ley Federal de Educación, esta mantiene el mismo espíritu, ya que en su artículo 30 inc. c. dice: ... que se les debe brindar la posibilidad de acceder a servicios educativos en todos los niveles del sistema, a las personas que se encuentren privadas de libertad en establecimientos carcelarios, servicios estos que serán supervisados por las autoridades educativas correspondientes.
Las estadísticas indican que los individuos privados de libertad en institutos penales, al terminar estudios secundarios tienen un índice mucho menor de reincidencia en el delito. Además sabemos que a mayor nivel de estudios, mayor posibilidades existen de reinsertarse en el mercado laboral y como corolario, podemos decir que se facilita su reinserción definitiva a la sociedad.
Creemos, por lo tanto, que es imprescindible para atender las necesidades educativas de los internos, facilitarles el acceso a la educación media completa.

EXPECTATIVAS DE LOGRO Y OBJETIVOS

El objetivo general es la creación del E.E.M.P.A. dentro de la Unidad Penal Nº 2 “Las Flores”. A través de esto, pretendemos la formación de sujetos políticos, es decir sujetos con capacidad de organización, participación y reflexión crítica, que se encuentren en condiciones de incidir activamente en el cuestionamiento de todas aquellas situaciones que lo perjudican y en la capacidad de formulación de propuestas para modificarlas con fundamentos.
Para tal fin deberá:
1.Brindar el espacio real de inclusión en la educación sistemática de aquellos hombres que, por determinadas circunstancias, quedaron excluidos de la misma, concretando así el natural derecho a aprender garantizado por la Constitución.
2.Fomentar el desarrollo de capacidades que les permitan a las personas jóvenes y adultas acceder a instancias activas de participación real en los diferentes medios sociales.
3.Ofrecer a quienes acceden a esta modalidad un recorrido académico –único y singular- que dé respuestas, por un lado, a sus necesidades y expectativas y, por otro, a las demandas que la sociedad, por el sólo hecho de ser partícipes de ella, le exige.
4.Fomentar el desarrollo de estrategias cognitivas que le posibiliten a alumnos leer críticamente el mundo de la información actual, extraer conclusiones y elaborar sus propios esquemas conceptuales.
5.Posibilitar la asunción de la responsabilidad individual y colectiva como integrantes de una sociedad en crisis y en transformación para, desde allí, ejercer acciones concretas de compromiso.
6.Recuperar el sentido colectivo de la solidaridad que tienda a un progresivo y cada vez más amplio proceso de inclusión en un sistema que garantice los derechos de todos.

Los objetivos específicos son:
1.Que los alumnos adquieran instrumentos válidos para desempeñarse fuera del penal.
2.Contribuir al crecimiento integral.
3.Promover el interés en la formación de proyectos personales de vida.
4.Estimular conductas formativas para evitar las reincidencias de las causas que motivaron su privación de la libertad.
5.Valorizar esta libertad como un principio esencial en la vida.
6.Despertar el interés para continuar estudios superiores.

Actividades
Se implementará una modalidad presencial que se ajuste a la reglamentación vigente en Escuelas de Enseñanza Media para Adultos respecto a:
Carga horaria.
Contenidos.
Asistencia.
Evaluación.
Promoción.

Temporalización
Las actividades se desarrollarán en horario vespertino debido a que la mayoría de los alumnos desempeñan actividades laborales durante la mañana.

Localización física

La Escuela Especial Carcelaria N° 2001 compartirá el edificio donde ésta funciona en distintos horarios y prestará la colaboración necesaria.
La Dirección de esta escuela cuenta con cuatro armarios en los que se guarda documentación de docentes y alumnos. Además se guarda material didáctico enviados por el Plan Social Educativo que forma la Biblioteca de la escuela.
Cuenta también con una computadora que se utiliza especialmente para el manejo de planillas e información de la Institución.
En la sala de computación se guardan seis computadoras con las que los alumnos realizan actividades de Tecnología o de otras asignaturas.
Las aulas están separadas con tabiques, son pequeñas y cuentan con mesas, sillas y pizarrón.
Por otra parte, funciona un gimnasio para los alumnos de toda la escuela.

Destinatarios
La creación de una E.E.M.P.A. tiene por destinatarios a todos los alojados en la Unidad Penitenciaria N° 2 “Las Flores”; tanto para los encausados como para los procesados. Debemos además, dejar asentado que los internos del penal están imposibilitados de salir del penal para cursar estudios.
Es por ello que para asegurar sus derechos a la educación y facilitar su posterior inserción social y laboral, es necesario crear una E.E.M.P.A. lo que nos permitirá completar las actividades del penal tendientes a la reeducación de los sujetos privados de libertad.
Conocemos bien la realidad interna del penal. Los internos, una vez que recuperan su libertad, deben direccionar todas sus energías a sobrevivir y a reinsertarse en la sociedad, deben intentar ingresar en el mundo del trabajo que es cada vez más competitivo y cerrado. Sin lugar a dudas se les haría muy difícil terminar los estudios fuera del penal.
Por otra parte, la posibilidad de terminar sus estudios en la cárcel, no sólo los prepara mejor para volver a la sociedad, sino que les permite revalorizar su persona y revalorizarse ante su familia y entorno social, sabe que es capaz de hacer algo por él mismo.

Recursos para la implementación
Se cuenta con 26 Hrs. Cátedras que corresponden a la Escuela N° 2001 para 8° y 9° años de modalidad semipresencial, por lo que sería necesaria la creación de 34 Hrs. Cátedras para la implementación completa de una E.E.M.P.A.

Recursos humanos
El personal docente es el que actualmente se desempeña en 8° y 9° años en las distintas áreas:
1.Profesor de Ciencias Sociales Víctor H. Filippa
2.Profesora de Ciencias Naturales Beatriz Costamagna
3.Profesora de Matemática Cintia Díaz
4.Profesora de Lengua y Literatura Mirta Gimenez
5.Profesor de Inglés Juan Carlos Scarafía
6.Profesor de Contabilidad Alejandro Zaninetti.
La E.E.M.P.A. requerirá de un personal directivo que deberá reunir las condiciones y competencias necesarias para el desempeño dentro de un penal.
Por lo tanto, son los profesores que ejercen dentro del mismo los que cuentan con las capacidades para el manejo de los internos cuyas características son distintas a las de los alumnos que gozan de libertad.
Entre los petitorios realizados nuevamente al Director Provincial de Educación de Adultos, Alfabetización y Educación No Formal, Profesor Humberto Cancela, a la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados y al Señor Gobernador de la Provincia de Santa Fe Ing. Jorge Obeid, se debe destacar uno con fecha de recepción 7 de julio del año 2005 con más de 300 firmas realizado por internos de la Unidad Penitenciaria N° 2 Las Flores e internas del Instituto de Recuperación de Mujeres Unidad Penitenciaria N° 4.

Lugar donde se estableció
La Escuela Primaria Para Adultos N° 2001, en los últimos años, deambuló por diferentes lugares de la Unidad Penitenciaria N° 2; desde estar en un salón dividido por tabiques de madera, con ventanales abiertos en la parte superior frente al pabellón N° 1, para pasar luego al pabellón N° 6, en su anexo, también divido por los mismos tabiques, hasta el establecimiento en el Anexo del pabellón N° 5 en el mes de marzo del año 2007, donde hoy, febrero del año 2011, se continúa; precisamente, en el primer piso de ese sector (Pabellón N° 5), funciona desde su creación la EEMPA.
Si bien la construcción ha sido diseñada para una cárcel, con las adaptaciones pertinentes se ha transformado en una escuela, contando a esta fecha con una edificación moderna.